Acumuladores dinámicos para una fertilidad sustentable

Los acumuladores dinámicos cumplen una función muy importante en un bosque comestible o cualquier otro sistema agrícola donde la fertilidad sea sustentable ­– entendiendo como sustentable cuando los nutrientes son abastecidos por las mismas plantas que integran el ecosistema -, ya que ayudan a recolectarlos y conservarlos.  Estas plantas son capaces de absorber minerales que se encuentran en estado inorgánico, no asimilables para las mayoría de las plantas, y acumularlos en sus partes vegetativas transformándolos a un estado orgánico.  Cuando estas plantas mueren y se descomponen, los minerales pasan a ser parte del suelo orgánico quedando así en un estado asimilable.

Entender este proceso natural que se encuentra en cualquier bosque con una capa herbácea establecida nos permite desarrollar una estrategia de cómo organizar la nutrición de nuestras huertas y bosques comestibles.  Usa como herramienta esta primera versión de la tabla de acumuladores dinámicos (servicio de Seba y Lucho)

Echemos un vistazo a las capas que componen el suelo para comprender la dinámica de los nutrientes.

Horizontes del suelo

Los acumuladores dinámicos suministran al sistema con minerales que muchas plantas no son capaces de absorber desde el subsuelo o que no logran retener en el proceso de lixiviación.

Acumuladores dinámicos con raíces profundas tales como la romaza (Rumex crispus), penetran al subsuelo logrando minar nutrientes no asimilables, mientras que acumuladores dinámicos con raíces superficiales como el llantén (Plantago major) retienen y regresan al suelo los nutrientes que se lavan en el horizonte E antes de alcanzar mayor profundidad o fuga del ecosistema.

Llantén   Romaza

Los acumuladores dinámicos son también indicadores del tipo de minerales que conforman el subsuelo o incluso las rocas.  El Doctor R.R. Brooks de la Universidad de Massey en Nueva Zelanda escribe:

Se sabe hace mucho tiempo que el contenido mineral de las plantas refleja el contenido mineral del sustrato en el que crecen.  Por ejemplo, plantas que crecen sobre rocas ricas en níquel por lo general contienen concentraciones de níquel sobre lo normal en sus tejidos.  Unas pocas plantas que crecen sobre rocas ricas en níquel contienen concentraciones excesivamente altas.  A estas plantas se les conoce como hiperacumuladores de níquel… es razonable asumir que si uno descubre una planta que es hipercumuladora de níquel, es porque está creciendo sobre una roca con alto contenido de este mineral.

Otro ejemplo que podemos observar en el bosque caducifolio es la hierba del paño (Verbascum thapsus) creciendo generalmente en aquellos lugares donde se ha quemado materia orgánica, acumulando el potasio que abunda en las cenizas.  Como también sucedió en Chaitén después de la erupción volcánica, donde emergieron cientos de Nalcas (Gunnera tinctoria) desde las cenizas.  Con simple observación podemos deducir que minerales acumulan ciertas plantas.  Además coincide que estas plantas son pioneras facilitando el desarrollo de otras especies.

Nalca

Estas evidencias nos permiten orquestar la manera en que se nutrirán los bosques comestibles o las huertas, de tal manera que no tengamos que importar los nutrientes, ya sea con compost, abonos o fertilizantes orgánicos.  Esta es la base para desarrollar una agricultura sustentable, generando los recursos en el propio lugar.

Principalmente las plantas productivas, como árboles frutales o vegetales, utilizan en gran cantidad los nutrientes que se lavan más fácilmente o se encuentran en concentraciones limitadas (N, P, K, Ca), por ende utilizaremos plantas que acumulen estos nutrientes para abastecer la demanda de aquellas que nos proporcionarán alimento.  Sin duda, muchos de los acumuladores dinámicos son también comestibles y por lo tanto muy nutritivos, ya que acumulan grandes cantidades del mineral absorbido.  No olvidemos que todos los minerales juegan un papel importante en la salud de las plantas por lo tanto incluiremos plantas que acumulen todo tipo de nutrientes.

Las maneras naturales en que los nutrientes de los acumuladores dinámicos se hacen disponibles para las demás plantas son a través de la descomposición de su materia orgánica sobre y bajo el suelo, la exudación de estos nutrientes por las raíces, transporte de los minerales gracias a las micorrizas y el lavado de las hojas por la lluvia.  Si bien este proceso toma tiempo para incrementar la fertilidad del suelo, el uso de acumuladores dinámicos impedirá la pérdida de nutrientes en el sistema y mientras tanto, nosotros podemos acelerar la nutrición al cortar las hojas de los acumuladores dinámicos y usarlas como mantillo para nuestras especies demandantes.  Además sabemos que la poda también genera una auto-poda a nivel radicular.

Consuelda rusaLas consueldas (Symphytum spp.) son unas de las favoritas utilizada en los sistemas permaculturales, agroforestales y bosques comestibles.  Son plantas que acumulan nitrógeno, potasio, fósforo, calcio, magnesio, fierro, cobre y silicio.  Son grandes productores de biomasa la cual se descompone rápidamente.  Pueden absorber altas cantidades de nitrógeno, tolerando muchas meadas, y logran ciclar los nutrientes de las aguas negras y excretas humanas poniéndolos nuevamente en juego dentro del sistema productivo.   Además cumplen otras funciones gremiales como cubresuelo y melífera, siendo también una rica fuente de vitamina B12.

Y no tan sólo las plantas herbáceas actúan como acumuladores dinámicos, también existen muchos árboles que tienen esta función.  En Chile, las especies dentro de la familia de las Proteáceas son excelentes acumuladores de fósforo.  Entre ellas están el avellano nativo (Gevuina avellana), el radal (Lomatia hirsuta), el avellanillo (Lomatia dentata), el fuinque (Lomatia ferruginea) y el notro (Embothrium coccineum).  Es muy común escuchar de los agrónomos que los suelos chilenos son pobres en fósforo, y es tan sólo que este mineral en cantidades muy abundantes se encuentra inaccesible para las plantas utilizadas en la agricultura.  En los bosques comestibles sabemos cómo resolver la nutrición de nuestras plantas.

Desde aquí, con esta información, podemos hacer evolucionar la agricultura hacia prácticas más sustentables, sabiendo que los nutrientes están bajo nuestros pies y que las plantas se encargan de recolectarlos.  Tenemos abundancia de minerales en nuestros suelos para sustentar la agricultura por miles de años, y con el simple uso de nuestras excretas cerramos el ciclo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s